Audio player

Comments

🤰 Por qué el derecho al aborto en EE.UU. está en peligro

La Wikly

News & Politics

19 de mayo | Nueva York

Hola, maricoper. El legado de Roe v. Wade.

El podcast de La Wikly también está disponible en iTunesSpotifyiVoox.

Añade el podcast a tu plataforma favorita haciendo click en el botón “Listen in podcast app” que aparece justo debajo del reproductor.

Tenemos suscripción premium que incluye dos newsletter extra a la semana y acceso a nuestra comunidad privada de Discord:

Leer esta newsletter te llevará 11 minutos y 57 segundos.

Cuando querer salir en la tele y en insta a la vez sale mal. Bienvenido a La Wikly.

vía Lorie Shaull (Flickr)

Lo importante: El Tribunal Supremo considerará un nuevo caso sobre el aborto por una ley de la legislatura republicana de Mississippi que pretende limitar el aborto a 15 semanas en vez de las más de 24 estipuladas desde el precedente de Roe v. Wade.

En esta newsletter vamos a pegar un vistazo a qué es lo que dice exactamente la ley de Mississippi, cómo se compara el derecho al aborto en Estados Unidos con otros países y por qué hay tantos casos sobre aborto en marcha en los juzgados.

¿Aborto en peligro?

La ley estatal de Mississippi prevé una prohibición del aborto libre a partir de las 15 semanas de gestación, lo que supondría una reducción respecto al límite actual del estado, establecido en 20 semanas.

La nueva ley entraría en conflicto con Roe v. Wade, una decisión en la que el Tribunal Supremo dictaminó que la Constitución de EE.UU. protege la libertad de una mujer embarazada de elegir tener un aborto, creando de paso el conocido como sistema de trimestres:

Primer trimestre: aborto sin restricciones.

Segundo trimestre: los estados pueden aprobar regulaciones sobre el aborto para proteger la vida de la madre.

Tercer trimestre: los estados pueden restringir o prohibir el aborto porque el feto puede sobrevivir fuera del útero de la madre. La única excepción es en casos en los que la vida de la madre esté en peligro.

Una decisión posterior del Supremo se deshizo del concepto del tercer trimestre para pasar a hablar directamente de viabilidad del feto, marcado en torno a las 24 semanas de gestación.

La entrada en vigor de la nueva ley de Mississippi, pese a que supondría revertir las decisiones judiciales de tribunales inferiores, tendría un efecto limitado:

Más del 90 por ciento de los abortos que tienen lugar en EE.UU. se suceden en las primeras 13 semanas del embarazo, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades.

La ley en sí no discute el planteamiento originario de Roe v. Wade ni pretende la revocación de esa decisión, sino que desafía la idea de que la viabilidad del feto sea el estándar para prohibir abortos.

Ah, y también plantea que la vida de la madre está más en peligro si aborta después de 15 semanas, lo cual debería permitir que el estado apruebe regulaciones sobre el aborto.

Pero, ¿cómo se compara la nueva ley propuesta por el estado de Mississippi con otras leyes del entorno y de países desarrollados? ¿Realmente es una ley tan regresiva en lo que respecta al derecho al aborto?

Otros estados de EEUU. La Kaiser Family Foundation recoge una tabla y un mapa descriptivos de la situación legal actual del ejercicio del derecho al aborto a través de los 50 estados.

En la mayoría de estados se establecen límites al aborto en tramos avanzados de la gestación:

Bien a partir del “punto de viabilidad fetal” —es decir, el momento a partir del cual sería posible un nacimiento viable: en torno a las 24 semanas.

Bien a partir del tercer trimestre o de la semana 20-24 de gestación.

vía Kaiser Family Foundation

Otros países. El Centro de Derechos Reproductivos ha hecho un amplio seguimiento e investigación de la situación actual en el mundo en materia de legislación sobre aborto. En lo que respecta a otros países desarrollados:

Australia. Sistema federal en el cual la regulación específica del aborto puede variar a nivel interno. No obstante, se considera a grandes rasgos el aborto libre con un límite gestacional de 12 semanas.

Canadá. No establece ningún límite gestacional y está permitido en todas las etapas del embarazo independientemente del motivo. No obstante, el derecho de acceso al sistema público puede variar en función de la región.

Nueva Zelanda. Establece el aborto libre con límite gestacional de 20 semanas.

Reino Unido. La regulación varía en función del territorio.

En Gran Bretaña, sigue siendo una falta penal en algunos casos, pero en general el aborto se permite en supuestos de salud de la madre o el feto.

En Irlanda del Norte, el aborto es libre hasta la semana 12.

Unión Europea. La regulación del derecho al aborto varía en función del país. No obstante, en general la mayoría de estados establecen límites gestacionales al ejercicio de este derecho que van desde los 90 días de gestación de Italia hasta las 22 semanas de Islandia, si bien la mayoría de países tienen límites establecidos entre las 12 y las 14 semanas.

¿Y ahora?

Aunque las iniciativas legislativas republicanas para restringir el derecho al aborto no son nuevas, las posibilidades se ampliaron desde la confirmación de la jueza conservadora Amy Coney Barret.

En esta edición de La Wikly hicimos un especial de la Corte y sus miembros, por si necesitas más contexto.

La muerte de Ruth Bader Ginsburg inclinó la balanza bruscamente en favor de una línea judicial más conservadora, alentando iniciativas como la de Mississippi, que no es la primera en materia de aborto y tampoco será la última.

Es decir, hay estados que quieren aprovechar la inclinación conservadora de la corte para plantear leyes que acaben en los juzgados.

¿Para qué? Si esas leyes entran en conflicto con casos que han sentado jurisprudencia en temas sensibles como el aborto, numerosas apelaciones pueden hacer que el caso llegue al Supremo.

Y que el actual Supremo conservador decida sentar una nueva jurisprudencia más restrictiva.

En Montana, el gobernador promulgó hace un par de semanas tres que leyes que prohíben los abortos después de las 20 semanas de edad gestacional y requieren:

Primero, que se le ofrezca a la mujer la opción de ver un ultrasonido antes de recibir un aborto.

Segundo, el consentimiento informado para recibir un aborto con medicamentos.

La legislatura de Montana también aprobó una consulta popular para permitir a los votantes decidir sobre la Ley de Protección Infantil Nacido Vivo que esencialmente prohibiría todos los abortos.

Por otro lado, los proyectos de ley “Latidos fetales” ganaron terreno en 13 estados donde de momento solo los tribunales están bloqueando su aplicación.

Se trata de una iniciativa republicana que pretende limitar el rango de semanas de embarazo en el que una mujer puede acceder a la intervención quirúrgica, alegando que a las seis semanas ya puede detectarse el primer latido.

Este argumento es rebatido por muchos médicos, que explican que a las seis semanas el embrión aún no ha desarrollado el corazón y por tanto solo puede considerarse feto a partir de las 11 semanas.

Estas iniciativas no priorizan tanto la exactitud terminológica como la exacerbación de los sentimientos en torno a la idea de que “el aborto detiene los latidos del corazón”.

La creadora del concepto, la activista antiabortista de Ohio Janet Folger Porter, habló abiertamente sobre su estrategia: “El lema, 'El aborto detiene los latidos del corazón', ha sido durante mucho tiempo una forma eficaz de resaltar la injusticia y la inhumanidad del aborto”.

Una de las iniciativas más restrictivas de este movimiento, firmada el año pasado por el gobernador republicano de Tennessee Bill Lee, se presenta ante la Corte de Apelaciones del Sexto Circuito de EE.UU. esta misma semana.

La esperanza republicana es que al menos cinco de los seis jueces conservadores del Tribunal Supremo se posicionen a favor de una de estas leyes.

Cualquier decisión que les beneficie puede abrir la veda para restringir el aborto en multitud de estados gobernados enteramente por republicanos.

Eso suma un total de 23 estados, incluidos New Hampshire, Georgia, Ohio, Florida y Texas.

Los progresistas evidentemente ven esto como una amenaza a un derecho al aborto. que parecieron asegurar hace décadas, pero que también saben que corría peligro desde hace años gracias al dominio republicanos en las cortes.

¿Una opción? Codificar Roe v. Wade en las leyes para que no sea el Supremo el que se encargue de legislar por ello. Es cercano a imposible que consigan los votos para hacerlo.

Pero ojo. El Supremo ha aceptado considerar el caso ahora, pero no escuchará argumentos hasta el próximo otoño y es posible que los estadounidense se enteren de la decisión del tribunal en la primavera del año que viene.

Vale, ¿y? Pues que en 2022 hay elecciones de medio mandato y el tema del aborto puede convertirse en arma política para los demócratas, que necesitan conservar el control de las cámaras de Washington D.C. para facilitar el mandato de Biden.

¿Desea saber más? Leer SCOTUSblog es siempre una genial opción para aprender más sobre los casos con los que lidia el Supremo. Aquí tienes su artículo sobre el caso de Mississippi. Y para entender mejor Roe v. Wade y su vulnerabilidad legal, el podcast de The Daily al respecto es perfecto.

🎬 Una recomendación

Con la colaboración de Filmin

4 meses, 3 semanas, 2 días es una película rumana de Cristian Mungiu que ganó la Palma de Oro en Cannes en 2007. Sigue la historia de dos estudiantes universitarias que comparten habitación y tienen que lidiar con el aborto de una de ellas.

Mungiu cuenta poquito más —ni la ciudad ni el año en el que se ambienta el filme. Tampoco aparecen referencias directas al contexto histórico, que sin embargo está presente de forma constante en todo aquello que rodea a las protagonistas.

Sin desvelar demasiado: últimos coletazos del comunismo en Rumanía y una ley muy restrictiva del aborto.

La mayor magia del filme es convertir un drama más en un profundamente angustioso relato sobre dos jóvenes cuya amistad es puesta a examen por una situación imposible.

Es increíble ver cómo Mungiu lo consigue a través no solo del guion o de la impresionante interpretación protagonista de Anamaria Marinca, sino también de la puesta en escena, el montaje y la dirección.

Un ejemplo: la forma en la que el hombre que las ayuda a abortar las manipula a través del contexto situacional (el hotel, la petición, las alternativas). Casi ni se verbaliza, pero se palpa.

Cuando Mungiu deja de incluir a las dos protagonistas en el mismo plano, y por tanto es solo una con él o la otra con él, el espectador ya sabe que las escapatorias son pocas o ninguna.

Otro ejemplo: la presión que siente la protagonista en una cena con la familia de su novio se siente porque sabemos de qué está en realidad pendiente.

Y es la puesta en escena de quienes la rodean, el trabajo de cámara centrado en la protagonista e incluso el sonido intermitente del teléfono los aspectos que suman a la ansiedad del instante.

Es, de verdad, una película soberbia que subraya los logros del cine rumano en los últimos 15 años. Porque si empiezas con Mungiu, no te pierdas después a Cristi Puiu, a Cãlin Peter Netzer o a Corneliu Porumboiu.

4 meses, 3 semanas, 2 días está disponible en Filmin.

🎭 Un vídeo para amar a los musicales

Dear Evan Hansen es un aclamado musical que arrasó en los premios Tony de 2017. Este otoño, llegará a los cines de la mano de Stephen Chbosky, director de Las ventajas de ser un marginado y de Wonder, aquel melodrama del niño con el rostro deformado que tenía a Julia Roberts de madre.

¡Ambas me gustan bastante en lo suyo! Así que muchas esperanzas puestas en que Chbosky sepa adaptar el musical con éxito a la gran pantalla.

El protagonista es Ben Platt, que ya se llevó el Tony al Mejor Actor y que aquí repite en el papel de Evan Hansen, un adolescente (jeje) con un trastorno de ansiedad que debe encontrarse a sí mismo a raíz del suicidio de un compañero de clase.

Poca broma que el reparto lo completen Kaitlyn Dever (maravillosa en Unbelievable y en Booksmart), Amandla Stenberg (megatop en The Hate U Give), Amy Adams (¿hace falta que diga algo?) y Julianne Moore (¿HACE FALTA QUE DIGA ALGO?).

Un poco más y entra Meryl Streep.

No he visto el musical tal y como tampoco he visto In The Heights, de Lin-Manuel Miranda, otra de las grandes citas cinematográficas del año para los amantes de los musicales.

Los tráilers son fantásticos y tengo las primeras referencias de que la película está genial, pero que se han pasado con la duración (dura 2 horas y 23 minutos).

Y luego está el Midas. Steven Spielberg estrenará su remake de West Side Story a finales de año de cara a una temporada de premios en la que promete destacar. Su última película con verdaderas opciones en los Oscar fue Lincoln, en 2013.

El tráiler que ha salido también es bru-tal.

😆 Quitándole la gracia

Comidas asquerosas virales es una tendencia más o menos reciente que por fin tiene explicación. Seguro que habrás visto alguno de los vídeos del género:

Una mujer blanca en sus 30 aparece mezclando ingredientes de unos espagueti con albóndigas en la encimera de la cocina en vez de usar un plato o una bandeja.

Otra junta golosinas, refrescos y helado en un váter, como en el vídeo que encabeza este párrafo.

Sí, lo sé, puto asqueroso.

Ryan Broderick, experto en cultura de internet cuya newsletter Garbage Day leo religiosamente, exploró el asunto hace una semana en la web gastronómica Eater y dio con el orígen de muchos de estos vídeos. Atento:

Es un mago de Las Vegas llamado Rick Lax.

Así en resumen, Lax se ha aliado con amigos y compañeros del mundo del espectáculo para hacer vídeos de entretenimiento que triunfen en Facebook —y acumulen buenos tiempos de visualización.

Y seguro que eres como yo y siempre estás tentados a terminar de ver los vídeos de estas recetas.

Lax tiene una red de contenido en Facebook extremadamente exitosa gracias a la pestaña Watch, esa que en su momento la plataforma tenía pensado convertir en su arma infalible de contenido.

Y sí, salió mal en lo referente a competir con Netflix, Disney, et. al., pero creadores como Lax y los suyos logran el cometido de mantener a la gente enganchada a sus vídeos.

¿El problema para Lax? Que sus vídeos y los de sus amigos se están haciendo virales más allá de Facebook, especialmente en Twitter, donde usuarios de todo el mundo se burlan de las mujeres blancas estadounidenses protagonistas y proclaman que deberían ser encarceladas por semejantes recetas.

Cosa por la que me declaro culpable, jeje.

Lee https://www.eater.com/2021/5/11/22430383/why-are-gross-viral-food-videos-popular-rick-lax-facebook-watchk-watch">el artículo completo de Broderick porque de verdad que merece la pena.

Y para terminar, un buen meme potteriano:

Hasta la semana que viene,

This is a public episode. Get access to private episodes at lawikly.substack.com/subscribe


More episodes  


Listen to 👁 Una crítica de lo woke: cuando exigir justicia se convierte en religión

👁 Una crítica de lo woke: cuando exigir justicia se convierte en religión

Jul 2, 2021
Listen to 🗺 Empieza el rediseño de distritos, el atentado contra la democracia preferido de EE.UU.

🗺 Empieza el rediseño de distritos, el atentado contra la democracia preferido de EE.UU.

Jul 9, 2021
Listen to 🇭🇹 Haití se sume en el caos y pide tropas a Estados Unidos

🇭🇹 Haití se sume en el caos y pide tropas a Estados Unidos

Jul 12, 2021
Listen to 🇮🇱 Netanyahu, más cerca que nunca de perder el poder en Israel

🇮🇱 Netanyahu, más cerca que nunca de perder el poder en Israel

May 31, 2021
Listen to 🔬 Los emails de Fauci y la fuga del laboratorio, una explicación

🔬 Los emails de Fauci y la fuga del laboratorio, una explicación

Jun 4, 2021
:: / ::
1.0x 1.5x 2.0x